Reseña – Gin Explorer 2

lunes 17 enero, 2022

From issue: Cross Country en Español 65 – Febrero-marzo 2022

Marcus King vuela esta B alta ligera tres bandas para pilotos aventureros

Han pasado casi cinco años desde que reseñé la primera Explorer. En 2017, mi conclusión fue que era un ala ligera con mucho rendimiento con un pilotaje dinámico y agudo que me gustó. Cuando salió la nueva versión, me dieron ganas de ver cómo había evolucionado el ala.

Extraordinariamente, la Explorer 2 no es una versión ligera de un ala convencional sino un diseño único dirigido a lo más alto de la clase EN-B. En ella, compite contra alas como la UP Kangri, la AirDesign Soar y la versión ligera de la BGD Base 2, así como contra alas antiguas como la Ozone Swift 5, la Nova Mentor 6 Light y la Skywalk Cumeo; aunque con versiones actualizadas que han salido, no tardaremos en ver también las ligeras.

 

Diseño y construcción

La Explorer original destacaba por su alargamiento de 6,1. En la Explorer 2, Gin lo redujo ligeramente a 6,07. Sigue siendo alargada para su categoría, pero también existen otras B con alargamiento similar. 

Gin afirmó que para esta versión, aumentaron el rendimiento con una vela más grande. Es decir, la mediana que volé tenía 25,96m2 en vez de 25,5m2 – un aumento modesto. Gin dice que gracias al trabajo realizado con su programa de túnel de viento, lograron aumentar la superficie sin sacrificar el pilotaje con una optimización de la vela. La cantidad de cajones sigue siendo la misma: 59. 

Al igual que la original, el borde de ataque tiene nariz de tiburón con varillas de nylon para darle forma a la misma. Gin empleó un nuevo tipo de plástico que, según la marca, es más duradero. Las varillas plásticas alrededor de los puntos de anclaje de las C en la original también se cambiaron por varillas de nitinol que van a lo largo de la cuerda. Esto permite que sea más compacta y siga dándole soporte a la estructura.

Tanto el intradós como extradós del ala son de Porcher Skytex 27, con Skytex 32 en el borde de ataque para un poco más de durabilidad.

Las costillas están hechas de una combinación de Skytex 27 y 32. 

El peso total sigue siendo igual que la versión anterior y la talla mediana que volé está publicada a 3,9kg. Los pesos publicados son con bandas de Dyneema, pero el ala que probamos vino con bandas convencionales.

 

Líneas y bandas

El ala tiene un diseño de tres hileras de líneas con bifurcación de las C hacia anclajes adicionales D, salvo en las puntas donde el diseño es de tres hileras puras. Las líneas son de Aramid sin funda.

El cambio más importante en la nueva versión es la incorporación de un sistema de pilotaje B-C en las ‘bandas inteligentes’. El sistema tiene un asa de carbono elegante y una polea, así como un aro de baja fricción por donde pasa la línea de Dyneema que actúa sobre el recorrido de la banda B. Cuando halas la banda C, también se hala la B, y afecta todo el ángulo de ataque del ala en vez de solo arrugar la vela. 

Tiene un aro de baja fricción adicional en la C externa por la que pasa una línea que va a la banda B, por lo que cuando se acelera cambia un poco el calado de las puntas. Las bandas de Dyneema lamentablemente no incluyen este sistema y las líneas están fijadas directamente a las bandas. Michael Sigel, de Gin, dijo que la razón de ello es porque «intentamos hacerla lo más ligera posible y fuimos hasta el límite”.

Las bandas como tal tienen buen acabado, como esperarías de Gin. Las A son rojas en su mayoría, lo que permite encontrarlas fácilmente. Las asas de freno bien acolchadas se fijan con los imanes convencionales de Gin y no tienen quitavueltas. Me pareció que las asas son pequeñas y me hubiera gustado que fueran más grandes. Las asas de carbono en las bandas traseras y el mayor alargamiento le dan un aspecto de ala de carrera.

 

Despegue

Al igual que muchas alas ligeras, la Explorer sube fácil sin quedarse atascada. De hecho, si vienes de un ala que requiere presión constante durante la fase de ascenso, puede que tires muy fuerte: ello hará que el ala suba a la vertical rápido y deberás frenarla.

En cambio, hay que ser sutil. Si eres delicado, subirá fácil y con calma. A pesar de su alargamiento, es fácil de controlar a la vertical y solo requiere toquecitos en los frenos. El ala sustenta bien y cuando decidas despegar, lo harás inmediatamente.

 

En el aire

Una vez en vuelo, me impresionó lo fácil que es de volar. A pesar de ser un poco alargada, se siente como si actuara como un todo, sin torsión entre cada lado. El ala no se mueve casi nada, es muy calmada. 

Los frenos tienen un poco más de recorrido que otras alas, pero aun así puedes colocarla donde quieras y es fácil cerrar los giros en los núcleos. Te hala hacia las térmicas con precisión pero sin ser agresiva.

Venía de la Ozone Rush 6 (EN B) y sentí que todo era un poco más fácil y suave en cuanto a movimientos. La Explorer no corta el aire, algo que sé que incomoda a algunos pilotos intermedios. A aquellos que les gustan las alas picantes, les parecerá que la Explorer es un poco capada, porque se mueve tan poco. 

De igual forma, es comodísima incluso en condiciones fuertes y transmite suficiente información para aprovechar al máximo las condiciones. En térmica, una vez que alabea girará sin parar sin necesidad de frenar mucho del lado externo. Los frenos tienen poca presión por lo que no es agotadora de volar, pero la presión aumenta bastante a medida que frenas más. Es definitivamente un ala con la que te mantendrás relajado en días potentes.

Otra ventaja del recorrido de freno un poco más largo y su naturaleza progresiva es que permite volarla lento con facilidad a la hora de hacer aterrizajes complicados en montaña. Tiene buen frenado cuando lo necesites y su pilotaje preciso facilita los aterrizajes de ladera.

 

Rendimiento

Por pura casualidad, durante el primer vuelo con el ala me hallé girando con un piloto con la Explorer original. Remontamos juntos y no hubo gran diferencia en la tasa de ascenso. 

Sin embargo, cuando hicimos una transición salió a relucir la diferencia entre la nueva y la vieja. Pude alejarme con una tasa de planeo obviamente mejor. Sucedió una y otra vez debido a que volamos juntos un rato. 

Gin dice que añadieron recorrido adicional al acelerador, lo que explica la velocidad adicional. Una crítica de la Explorer original era la falta de velocidad máxima, pero con la nueva me pareció que podía volar 13-14km/h adicionales acelerado a 100%, que está conforme a otras alas de su clase. Nunca sentí que era lenta.

Al igual que los frenos, el acelerador es razonablemente suave de usar. El ala permanece sólida a lo largo del recorrido. El nuevo pilotaje B-C es más duro que otras pero sigue siendo eficaz, aunque para ser sincero no requiere mucho control del cabeceo. 

Me pareció que el sistema es más útil para sentir cómo avanzaba por la masa de aire cambiante y encontrar las líneas con mejor energía. Durante las pruebas, hice varios vuelos locales con porciones largas viento en contra. Volé 4-5kg por debajo del máximo y el ala cortaba bien el aire.

Con las bandas traseras, pude encontrar líneas ascendentes y desacelerar dentro de zonas donde se flotaba más sin soltar el acelerador por completo. Diría que no es tan ágil en cuanto a reactividad como el sistema de la Rush 6 con dos hileras de líneas en las puntas, pero sigue siendo eficaz. En nuestra zona de vuelo hay una ladera de 8km por la que generalmente se vuela bastante bajo y el sistema de pilotaje B-C me dio la confianza para volar rápido y me permitió frenar el ala y girar dentro de ascendencias amplias. 

 

Seguridad

A pesar de su alargamiento, es un ala que se siente segura y pareciera tener bastante seguridad pasiva. Durante el periodo de prueba, no tuve colapsos grandes. Incluso cuando volaba en aire mezclado con cambios obvios en la dirección del viento a diferentes alturas solo tuve una orejita. Por supuesto, reaccionaba a la información que transmitía el ala, pero no es exigente. 

Sobre el valle, hice colapsos de 50%. Fue fácil controlar el ala y compensar el giro de ser necesario. Si la dejas girar, es fácil aprovechar la energía para que la vela vuelva a inflarse y seguir volando.

Las orejas son fáciles de hacer, son estables y no aletean. Una vez que las sueltas, salen lentamente y con un bombeo salen más rápido. 

El ala se controla bien durante la barrena y la entrada es progresiva. Es fácil de controlar la tasa de caída, así como liberar la energía durante la salida. 

 

Veredicto

Gin creó un ala que combina una facilidad de uso magnífica con rendimiento en la parte superior de la categoría B. Se siente un poco menos dinámica que la original, que no le gustará a todos, pero es un ala fácil de volar. 

Las líneas elegantes hacen que se vea sexy. Queda obvio que es un ala elaborada con cuidado que combina la sensación sólida de un ala convencional con el poco peso y volumen de una ligera. Como tal, es perfecta para volar distancia y para aventuras de vivac en las montañas. 

 

ESPECIFICACIONES DEL FABRICANTE

Lo que dice Gin: “Permite al piloto reconectarse con la alegría de volar”

Uso: Vuelo dinámico, térmico y de distancia

Nivel del piloto: Intermedio en adelante

Tallas: XXS, XS, S, M, L.

Sup. plana (m2): 20,54, 22,10, 23,99, 25,96, 28,07

PTV (kg): 55-75, 65-85, 75-95, 85-105, 95-120

Peso con bandas de Dyneema (kg): 3,2, 3,4, 3,7, 3,9, 4,1

Celdas: 59

Alargamiento plano: 6,07

Homologación: EN/LTF B

gingliders.com/es

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.