Ozone Kona 2

lunes 17 mayo, 2021

From issue: Cross Country en Español 58 – Junio 2021

Si quieres un ala para volar con y sin motor, entonces esta podría ser la indicada, dice Lawrie Noctor

Hacía tiempo que no volaba un ala de paramotor de Ozone básica. Cuando busqué en mi bitácora, la última vez había sido en 2014 y antes de eso, en 2012/2013 cuando era instructor. Tenía muchas ganas de ver cómo se comportaba la Kona 2 y cuál era su rendimiento en comparación a lo que recordaba de otras alas que volé y ver cómo la tecnología de las alas de parapente y paramotor más avanzadas se había aplicado a esta. Según Ozone, esta ala puede usarse para volar en parapente y paramotor, así que la volé con y sin motor.

Durante las pruebas, usé la Kona 2 (24m2) con el motor Parajet Maverick/Moster. Mi PTV fue de 112kg con unos seis litros de combustible para una carga alar de 4,66kg/m2. 

Bandas y líneas

En la Kona 2, se usó un diseño sencillo de tres hileras de líneas que se parece al diseño de un parapente convencional, a excepción de los trimmers. Todas las líneas inferiores son de Liros PPSL con funda, mientras que las líneas intermedias y superiores son de Edelrid 8000U sin funda. De por sí, son parecidas a las de la Kona original. 

Al igual que la mayoría de las alas de la gama de Ozone Power, en la Kona 2 se usaron fijadores magnéticos fuertes pero sencillos, que son muy eficaces. ¡La verdad es que me encantaría ver este sistema en toda la gama de alas! El trimmer es fácil de usar y la línea tiene una funda plástica. Es un detalle pequeño pero bueno y facilita la vida. El recorrido de los trimmers es de 9,5cm. 

A pesar de que el modelo que probé no tenía sistema de pilotaje en las puntas, el modelo de serie sí lo incluye. Es un buen detalle y ayudará a los pilotos con menos horas de vuelo acostumbrarse al sistema. 

El sistema de acelerador tiene poleas Ronstan y tiene 6cm de recorrido. Ya hablaré más al respecto.

Ala

En cuanto al ala, las especificaciones son parecidas a las de la Kona original. Sin embargo, hay varias mejoras. El alargamiento y el número de cajones sigue siendo el mismo y, al igual que Ozone, me parece que es importante mantenerlo en un ala de este nivel para que siga siendo segura y fácil. 

El ala tiene una nariz de tiburón modesta pero limpia y se colocaron las relativamente nuevas ‘G-Strings’ en los dos tercios centrales de la envergadura. Según Ozone, esto ayuda a mantener el borde de ataque más limpio mientras se acelera ya que se reduce la vibración. 

Al revisarla más de cerca en vuelo, comparada con otras alas de la misma clase, la Kona 2 tiene un borde de ataque más limpio en cuanto a arrugas. El borde de fuga tiene minicostillas que ayudan a mantener aun más limpio el perfil del ala, lo que permite deslizarse mejor por el aire.

A diferencia de la Kona original, la Kona 2 tiene tela Porcher 9018 E65 (en vez de Dominico DOKO 30D MF) en el intradós y una versión rígida de la misma para las costillas internas. Supongo que fue así que Ozone logró en parte ahorrar 400g en comparación a la original. No debe desecharse porque representa un ahorro de 8%.

Despegue

El comportamiento en el despegue puede decirse que es uno de los factores de pilotaje más importantes porque si el ala no despega fácil, no irás a ningún lado, sobretodo los pilotos con pocas horas. Pues la Kona 2 no me defraudó. Con cero viento, sube progresivamente a la vertical con la técnica habitual de las A en las manos. Con viento fuerte, el ala no adelanta, por lo que creo que en este aspecto es perfecta para el tipo de piloto para el que fue diseñada. 

Por sustentar bastante y pronto, si despegas desde una colina con mucho viento, tendrás que dar unos pasos hacia el ala para evitar que te levante antes de tiempo.

Paramotor

Como dije anteriormente, el ala se siente eficiente en el despegue porque pareciera sustentar rápido, así que creo que quien quiera volarla con un motor menos potente o ligero podría hacerlo fácilmente. Por haberla probado con el Maverick/Moster, subí como un cohete.

El ala responde bien al peso del cuerpo con el Maverick y la presión de los frenos diría que es intermedia.

A velocidad crucero (con acelerador y trimmers abiertos o solo con trimmers abiertos), no me pareció que oscilaba, incluso con diferentes ajustes de potencia o si intentaba hacer que oscilara. Esto es bueno porque significa que se pueden hacer vuelos largos con comodidad. No hay nada más molesto que hacer péndulos en vuelo. 

Sin embargo, ¿esta estabilidad inherente significa que no es divertida de volar? Pues disfruté mucho volarla y a pesar de que me gusta un poco más de inestabilidad en el alabeo, me parece que el ala es perfectamente adecuada al piloto para el que fue diseñada. Según Ozone, está dirigida a “una amplia variedad de pilotos, desde principiantes talentosos hasta los más experimentados”, con lo que concuerdo después de haberla volado. Debido a que la mayoría la usará para vuelos tranquilos o también los alumnos talentosos, el no necesitar un pilotaje activo la hace fácil y confiable.

Para los interesados en la velocidad, usé la siguiente metodología para descifrarla. Primero, despegaba, subía a 300msnm y hacía tres giros completos con el brazo bloqueado en un punto de la banda para mantener los giros lo más uniformes posible. De esta forma, XC Track calcula la velocidad del viento lo más preciso posible. Después, volaba entre dos puntos a 2km uno del otro cuatro veces (a cada ajuste de trimmer) y en cada punto hacía tres giros completos para que se actualizara la velocidad del viento. Así, XC Track podía determinar con precisión la velocidad real entre los dos puntos. Al analizar, podía hacer un promedio de cada ajuste de trimmers. A continuación mis hallazgos:

Trimmer cerrado (manos libres): 38km/h

Trimmer abierto: 42km/h

Trimmer abierto y acelerador: 46km/h

Parapente

Tuve la suerte de poder volar con la Kona en térmica. La volé en el máximo del rango homologado EN de 85Kg, con térmicas de +3m/s y viento de 15km/h.

El ala se sintió cómoda y confiable de inmediato como se movía por el aire activo. La combinación de la información que transmite por los frenos y las bandas era suficiente para indicarte que estaba en aire activo, pero no demasiada como para ponerte nervioso. Incluso cuando no volaba de forma activa, no tuve colapsos. No me sentí en desventaja volando junto a otros parapentes. Fue agradable de ver porque muchas alas de paramotor tienen una tasa de caída alta como para seguirle el ritmo a los parapentes en térmica. 

En cuanto a maniobras, es fácil hacer orejas y, gracias a las bandas de diferentes colores, es fácil encontrar y halar la línea de las orejas. No tuve que bombear para sacarlas. Para hacer que el ala entre en negativo hizo falta bastante presión y recorrido en los frenos e incluso cuando finalmente la punta empezó a retroceder, lo hizo lentamente y tuve suficiente tiempo para notarlo y subir las manos. El cabeceo posterior fue mínimo. 

Gracias a ese buen comportamiento, decidí hacer unos cabeceos grandes para ver cómo se comportaba. A la salida de una barrena de -10m/s, el ala empezó a recuperar inmediatamente, tanto en cabeceo como en alabeo y se sentía bien la estabilidad haciendo su trabajo. El cabeceo posterior solo requirió un poco de freno y, cuando vi el video, creo que no habría hecho falta frenar.

Aterrizaje

Sin motor, el frenado final se puede mantener un poco más que cuando se vuela con motor debido a la menor carga, pero puede controlarse fácilmente y tiene suficiente control. Cuando se vuela más pesado con el motor, el proceso es idéntico pero con un poco más de presión.

Durante aterrizajes con más viento, debido a la tasa de caída baja, solo requiere poco freno y es posible tumbar el ala sin tener que darse una vuelta en los frenos.

Veredicto

En general, me impresionó mucho las mejoras de rendimiento y pilotaje de la Kona 2. Gracias a su estabilidad en todo el rango de velocidad se puede volar muy cómodo en todo tipo de condiciones y su eficiencia la hace también un ala genuina de parapente. 

Es un ala perfecta para cualquiera que se inicie en el deporte, que quizás quiera probar hacer parapente y paramotor y, al igual que la mayoría, solo tenga presupuesto para un ala. También es adecuada para pilotos más experimentados que busquen un ala muy tranquila y eficiente. 

especificaciones del fabricante

Lo que dice Ozone: “El ala híbrida perfecta que sobresale con y sin motor”

Uso: Vuelo libre y motorizado

Nivel del piloto: Principiante e intermedio 

Talla: 22, 24, 26, 27, 29, 31

Sup. plana (m2): 22,2, 24,1, 25,8, 27,3, 29,0, 31,3

PTV parapente (kg): 55-70, 65-85, 75-95, 85-105, 95-115, 110-130

PTV paramotor (kg): 60-100, 70-115, 80-130, 90-145, 100-160, 115-180

Peso del ala (kg): 4,31, 4,63, 4,84, 5,05, 5,40, 5,68

Cajones: 48

Alargamiento plano: 5,16

Homologación: DGAC en paramotor; EN B en parapente, pero como se entrega no cumple la norma EN 926-2 por tener trimmers en las bandas

flyozone.com/paramotor/es

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.