Paramotor – Técnicas para evitar colisiones

sábado 12 marzo, 2022

From issue: Cross Country en Español 66 – Abril 2022

Volamos las aeronaves más geniales y probablemente tengamos más libertad que el resto, pero ello requiere responsabilidad. La reciente colisión catastrófica entre un aeroplano y un paramotor en Estados Unidos nos da una razón para considerar nuestro lugar en la cadena alimenticia de la aviación.

 

Vuela alto

Generalmente, volar alto es seguro. No hay cables, tenemos muchas opciones de aterrizaje y la navegación es fácil. Pero nos coloca donde vuelan los aviones. 

Las colisiones en vuelo son extremadamente raras, pero cada vez son más frecuentes, por lo que una calamidad como esa podría ser más probable. A pesar de que el riesgo individual no aumente, sí pone en juego el deporte. Nada mejor para darle cuerda a los políticos que un paramotor haga que se estrelle un avión comercial.

En el accidente, que sucedió a eso de las 9:40am del 21 de diciembre de 2021, no lejos del Aeropuerto Intercontinental George Bush Intercontinental Airport, en Houston, Texas, un avión de carga con un solo tripulante volaba a 1.500m justo fuera de espacio aéreo clase C cuando chocó contra un paramotor. 

Ambos pilotos, el del Cessna, Robert Steven Gruss de 35 años y el del paramotor, Kenneth Tuttle de 51, fallecieron. Por como la jaula del paramotor atravesó el ala del avión, es probable que el avión haya impactado el paramotor desde atrás. 

El clima era favorable y ambos estaban autorizados a volar en espacio aéreo clase E. 

 

¿Cómo no se vieron?

He volado este tipo de aviones – un Cessna Caravan – y en vuelos cortos como ese, uno está ocupado preparándose para llegada, cambiando la radio, viendo las aproximaciones, etc. No se revisa el tráfico tanto como todos piensan. 

Incluso si estás vigilando, el tráfico estático en rumbo de colisión no se mueve con respecto al suelo. Es fácil no ver un objeto que se acerca lentamente.

¿Y el piloto del paramotor vio el avión? Incluso si están uno frente al otro, es difícil verse. A lo lejos, no resaltan los colores. Un avión puede tener menos superficie frontal que un paramotor y tiene el mismo problema del movimiento relativo. Si lleva un rumbo de colisión, no cambia con respecto al fondo.

He volado alto en paramotor y me han sorprendido aviones por arriba o debajo varias veces. Lo mismo en parapente. De haber tenido mala suerte, otra persona habría escrito este artículo.

Incluso si ves tráfico, puede haber muy poco tiempo. El rango de acercamiento frente a frente con este tipo de avión es de unos 90m/s. Así que, incluso si está a 1km, solo tienes 11 segundos. No es mucho tiempo para resolver una amenaza como esta por lo que hay que corregir el rumbo y apartarse.

Lamentablemente, en la mayoría de los casos, no vemos el avión hasta que es demasiado tarde y después dependemos de la suerte. Como sabemos, se acaba.

 

¿Qué hacer para ayudarse a sí mismo?

Hay varias cosas que podemos hacer. 

1. Llevar un sistema ADS-B ‘Out’ (Vigilancia Dependiente Automática – Difusión) para transmitir nuestra ubicación. La mayoría de los aviones tienen receptores para advertirle a los pilotos del tráfico cercano a unos 30 segundos del impacto. Es suficiente tiempo para mirar y corregir el rumbo, de ser necesario.

2. Evitar lugares donde haya aviones. Mantente bajo cerca de aeropuertos o corredores aéreos. En el mapa donde sucedió la colisión, se muestra una ruta de aviones a propulsión más arriba. No está prohibido volar, pero el riesgo aumenta.

3. Mantente alerta y evita volar recto y nivelado. Lamentablemente, es difícil de hacer porque generalmente vamos a algún lado. Y la realidad es que debemos estar alerta para mitigar el riesgo. Aún así, no estamos vigilando detrás de nosotros.

4. Vigila de forma eficaz. Al no haber casi movimiento relativo en el tráfico que confluye, debemos ver unos segundos en cada dirección – un segundo cada diez grados, aproximadamente. Un poco de matemática muestra que incluso así habría fallas. Se requieren unos diez segundos para cambiar el rumbo desde el momento que se detecta el peligro. Busca en Google “FAA AC 90-48D” para más detalles acerca de cómo evitar colisiones según la FAA.

Los puntos 3 y 4 ilustran por qué el 1 y el 2 son tan importantes. Y por qué ‘ver y evitar’ podría ser nuestra responsabilidad, pero en realidad no es muy fiable. Cuando logres ver una aeronave en rumbo de colisión, puede que sea tarde. Por ello es importante evitar.

Si estás dentro de esa ventana corta en la que ves una amenaza y tienes unos segundos para reaccionar, considera hacer barrena. Puede que te permita descender por debajo de la amenaza, pero te hará más visible para que el otro piloto responda.

 

Actitud personal y comunal

Además de querer evitar un olvido personal, está el hecho de que derribar otros – algo horrible – motivará a los reguladores a prohibirnos volar en la mayoría de los espacios aéreos. Pero, como se ha visto, volamos a la merced de los demás.

Usemos tecnología de difusión ADS-B ‘Out’ ahora que está disponible y animemos a nuestros amigos a hacerlo. Mientras tanto, podemos evitar los lugares donde se concentren aviones. 

Intentar reclamar un ‘derecho’  a un espacio aéreo no lleva a mucho. Podrían responder; “Está bien, entonces debes hacer lo mismo que hace el resto del tráfico aéreo”. Fin de la historia. La libertad prospera bajo la expresión responsable de los libres. Seamos así. 

Lee el informe del Houston Chronicle en tinyurl.com/ppghouston

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.