Al desnudo – Ben Kellett

lunes 16 mayo, 2022

From issue: Cross Country en Español 68 – Junio 2022

Vine a Queenstown, Nueva Zelanda, en 2011 a hacer una temporada de snowboard. Terminó la temporada y no tenía dinero para volver a Australia, así que me quedé el verano. Terminó el verano y decidí quedarme otro invierno y ya han pasado 11 años.

Soy originario del Reino Unido. Trabajé como chef los últimos 10 años. Ahora soy piloto de biplaza a tiempo parcial.

Soy un adicto desde el principio. Recuerdo una nube en el despegue durante el curso en el Pico Coronet. Mientras volaba no veía muy bien adonde iba, hasta que, ¡Bum! Salí disparado de la nube a 900m. 

Mi primera ala fue una Advance Epsilon 3 que volé hasta acabarla. Le saqué todo el tiempo de vuelo que aguantó. Al final, cuando fui a sacarle un certificado de aptitud, le dije a uno de los chicos que repara alas, “Quiero seguir volándola”. Escribió con rotulador en la vela: “¡No volar! ¡Peligrosa!”.

Después compré una Gin Carrera. Fue como una epifanía. Con ella comencé a hacer más vuelos de distancia.

Antes dividía mi tiempo entre el acro y los vuelos de distancia. Los primeros dos años era mita y mitad. Después llegué a un punto en que, si era invierno, o si las condiciones no estaban ‘bien’ para volar distancia, volaba acro. Mientras más experiencia acumulaba, más era el tiempo que me parecía ‘bueno’ para hacer distancia.

Nueva Zelanda y su estilo de vuelo, por naturaleza, siempre darán origen a pilotos de vuelo vivac, por las características del terreno en que volamos. Para volar en los lugares realmente buenos, hay que estar dispuesto a caminar un par de días si las cosas no salen según lo planeado, y estar preparado para acampar.

Una vez sobrevolé un área de la que, para salir, tendría que caminar durante tres días.  Cuando me faltaba un valle para llegar al Monte Cook (3.724m) se rompió la funda del freno, lo que expuso el núcleo. Pensé, “Bueno, lo tendré vigilado”. Seguí volando. Cerca de los 2.700m sentí un tirón detrás de mis hombros. La parte trasera de mi arnés se había abierto y se estaba saliendo todo mi equipo.

No sabía qué había perdido. Sabía que debajo de mi asiento aún tenía mi tienda y el colchón. Pero atrás llevaba varas para la tienda, comida, tarjeta bancaria, dinero, licencia de conducir, bastones de senderismo, etc. Pensé, “Al menos tengo un refugio. ¿Cuántas veces estaré a 2.700m en la cordillera Ben-Ohau?” Seguí. Fue un vuelo espectacular. Al aterrizar, me tomó un día de caminata y hacer dedo para llegar a casa.

Trato de que todo sirva para varias cosas. En vuelo solo uso mi móvil y el XC Tracer. Mi móvil es móvil, instrumento de vuelo, cámara, etc. El XC Tracer es solo una funcionalidad que no tiene el teléfono. Es el futuro.

Me rompí la espalda en enero de 2021. Llegué demasiado alto a un aterrizaje pequeño, así que comencé a aletear. Sabía que si me pasaba aterrizaría en el valle, así que opté por meterla en pérdida. Pero el ala entró en negativo y caí de espaldas desde unos tres metros. Caminé dos horas, me desmayé y me llevaron al hospital con una vértebra astillada. La causa no fue otra que una mala decisión.

La primera competencia de Paramontañismo Wanaka fue el mes siguiente, así que no estaba muy apto. Me preocupaba un poco otro aterrizaje de esos. Traté de volar la ruta, pero el año pasado no fue mi año.

Creo que este año afloró mi lado competitivo. La competencia Paramontañismo Wanaka duró tres días y es una competencia amistosa. Volaba una Ozone Zeolite GT y fue gratificante hacer un vuelo comprometido y largo, pero no fue gran cosa – logré ganar apenas por un par de puntos.

Volar por zonas remotas y hacer balizas con amigos fue algo épico. Llegamos a uno de los refugios y alguien logró llevar un 4×4 con una caja llena de cervezas. Estábamos todos sentados en el refugio, hablando de quien tenía las peores ampollas. Hay que hacerlo más seguido. 

Ben Kellett, 30, ganó la competencia Paramontañismo Wanaka en Nueva Zelanda en febrero, wanakahikefly.nz.

Entrevista de Jack Sheard

Volver
Volver

Lee más de este número

¿TIENES ALGO QUE CONTARNOS?

Si tienes noticas, imágenes excelentes o una historia, avísanos

CONTÁCTANOS

Inscríbete en nuestro boletín informativo y sé el primero en enterarte de los números nuevos y ofertas especiales. Te prometemos que no te enviaremos correo basura ni compartiremos tus datos personales.